domingo, 17 de abril de 2016

Para escuchar...

Hoy vamos con otro duo o de cómo hacer fácil lo difícil...porque cantar Mozart tiene su qué, Kurt Moll y Lillian Watson en una producción del Covent Garden de El rapto del serrallo, aquí te dejo a grandes cantantes en este pequeño duelo lleno de belleza :)



 feliz domingo :) 

OSMÍN
Me voy, pero te aconsejo que evites 
al sinvergüenza de Pedrillo.

BLONDE
Anda, lárgate y no me des órdenes.
Ya sabes que no puedo soportarlo.

OSMÍN
Prométeme... 

BLONDE
¿Y ahora que pasa?

OSMÍN
Al verdugo... 

BLONDE
¡Largo, déjame sola!

OSMÍN
Por Alá que no me iré
hasta que me jures obediencia.

BLONDE
Ni hablar de eso, pobre infeliz,
ni aunque fueras el Gran Mogol.

OSMÍN
¡Ingleses! ¿No son unos necios?
¡Dejan a la mujer hacer su voluntad!
¡Un hombre se ve burlado y vejado
cuando se encuentra con alguien así!

BLONDE
Una muchacha nacida en libre no se
maneja como si fuera una esclava; 
y aunque haya perdido la libertad,
sigue siendo la reina del mundo.

¡Y ahora lárgate!

OSMÍN
¿Así osas hablarme?

BLONDE
Así, y no de otro modo.

OSMÍN
¡Pues me quedo aquí!

BLONDE
(empujándole)
¡Otra vez! Debes de irte ahora mismo.

OSMÍN
¡Quién ha visto semejante osadía!

BLONDE
(haciendo intención de sacarle 
los ojos)
¡Tus ojos lo pagarán muy caro
si te quedas un instante más!

OSMÍN
(retrocediendo con temor)
Calma, me voy ante de que
se te escape algún golpe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...