viernes, 8 de septiembre de 2017

Va de beauty: perfume o aromaterapia


Desde que empecé a usar sólo cosmética cruelty free y natural la odisea más grande ha sido encontrar un perfume que cumpliera los requisitos que había buscado en la cosmética de perfumería, permanencia en piel, olores sofisticados...y ahí el gran error!!! porque para que todo eso se cumpla los procedimientos son química pura y eso en la naturaleza es difícil de encontrar...así que hay que cambiar el chip 😜

Al dejar de usar perfumes mi nariz se ha hecho más sensible de lo que era ya...y ahora los químicos de muchos perfumes me parecen insoportables, llevar los que antes adoraba se me hace insoportable, alguno se salva que conste...

En mi búsqueda de mi olor, ya no hablo de perfume a la antigua usanza, sino olor que me acompañe he entrado en el maravilloso mundo de los aceites esenciales, del cual soy absolutamente desconocedora pero estoy en ello.

Son la mejor opción para buscar un olor, una idea....y ahí, eso es lo que me ha captado, la combinación de aceites esenciales desencadenan unas sinergías perfectas, van más allá que el mero hecho de decorar la piel sino que ayudan al estado anímico, el efecto aromaterapia...y no me voy a extender porque no soy una entendida en el tema pero me parece muy interesante.

Este verano he estado usando estos dos productos que me han encantado, son los olores que me han acompañado este verano...y recordad el verano no se ha acabado, que parece que estemos en pleno otoño o a las puertas de la Navidad, rabia me da que no nos dejen saborear cada estación...corre que te corre....pues a lo que iba, el concepto aromaterapia, una olor que ayuda y sana me encanta. Ya no les pido que duren horas, de hecho son perfectos por su formato para ir retocando durante el día y son olores para mí, para hacerme sentir bien...y sobretodo no marear al pobre que se siente al lado mío en el autobús...que hay cada perfume que tumba directamente...😬

Del que te voy a hablar primero es el que uso por la mañana, el Vital Energy de Ila Spa, es lo único que he probado de esta marca pero tiene tanta fama que merecería la pena probar muchos más productos suyos. Este aceite lo uso después de la ducha, unas gotas en las zonas de pulso, sólo hace falta acercar la nariz para volver a inhalar el aroma y me hace sentir bien, así sin más!!! 

Sus ingredientes:
Moringa Oleifera Seed Oil, Patchouli (Pogostemon cabin) Oil, Lavandula Angustifolia Herb Oil, Cymbopogon Schoenanthus Oil , Juniperus Communis Fruit Oil, Citral, Citronellol, Geraniol, Linalool, Limonene.

Es algo particular porque la citronella destaca en la nota de salida y da un aire a productos antimosquitos pero al poco van saliendo otras notas más dulces y el olor es muy agradable y permanece durante unas horas en piel.

Su frasco es pequeño pero cunde lo que no está escrito, sus 10ml están dando para muchos días y además el frasco es muy práctico de usar. Yo tuve la gran suerte de ser la afortunada de ganarlo en un sorteo de Made in Tribe.


Y durante el día o para llevar en el bolso este Be happy de Scentered, fue una edición limitada del verano pasado al que le puse el ojo porque el formato sólido y su idea me pareció genial, de hecho luego ganó el Beauty Shorlist Awards del 2017, esta casa inglesa tiene una gama de bálsamos terapéuticos un bálsamo en barra que huele divino y que me tiene enganchada, sus aceites son 100% naturales, destacan el pomelo, mirto limón y me encanta el toque de hierbabuena...de hecho me encantaría hacerme con la colección entera...vamos a ver cuál sería el siguiente...

Sus ingredientes:
Coco-caprylate/caprate, euphorbia cerifera (candelilla) cera, butyrospermum parkii (shea) butter, parfum (fragrance)**, copernicia cerifera (carnauba) cera, cera alba (beeswax), moringa oil/hydrogenated moringa oil esters, tocopherol, helianthus annuus (sunflower) seed oil, limonene, geraniol, linalool, citral, benzyl benzoate, benzyl alcohol, citronellol, benzyl cinnamal.

Su formato es practiquísimo porque es como una barra de labios y cunde también lo que no está escrito, lleva conmigo dos veranos y ya está a punto de acabarse, pero lo mejor es que no se ha fundido ni con las calores que ha hecho, yo lo compré en Naturisimo.


Después de conocer estos productos para mi es un viaje sin retorno e interesantísimo, de hecho compré un difusor ultrasónico para poder usar aceites esenciales y en ello estoy, volviendo a olores más puros...
y tú? qué prefieres? perfume o aromaterapia?  😉


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...